google2ee2164d787e1cbc.html Santa Cruz - Bolivia: ISRAEL - El pequeño Irán: la evolución del aprendizaje de Obama

viernes, 30 de mayo de 2008

ISRAEL - El pequeño Irán: la evolución del aprendizaje de Obama

“El terrorismo, idiota.” Hablar claro no servirá de nada a la luz de los comentarios esta semana pasada del Senador Barack Obama sobre Irán, Hamas y Hizbulah
Hablar claro no servirá de nada a la luz de los comentarios esta semana pasada del Senador Barack Obama sobre Irán, Hamas y Hizbulah. Son la indicación más significativa hasta la fecha de la inevitable catástrofe para la seguridad nacional norteamericana planteada por una presidencia Obama.
He aquí a Obama hablando en sus propios términos en Pendleton, Oregon la noche del domingo: “Irán, Cuba, Venezuela, estos países son minúsculos comparados con la Unión Soviética… en Irán se gasta la centésima parte de lo que nosotros gastamos en defensa. Si Irán intentase plantearnos una amenaza seria, no tendría ninguna posibilidad.”


¿Cómo hace un curso acelerado de terrorismo un candidato presidencial? ¿Dónde ha estado Obama las tres últimas décadas, durante las cuales las mayores amenazas para la paz y la seguridad han dejado de ser actores estatales que operan en solitario? Tras el 11 de Septiembre, ¿por qué no reconoce Obama la capacidad de entidades relativamente pequeñas para causar estragos, a un precio comparativamente pequeño, en cualquier nación tan grande y fuerte como América?
A pesar de las declaraciones de Obama de ser un realista de la política exterior, su imaginativa falta de habilidad política exterior contiene tanta defensa de los intereses nacionales como un dulce. Obama es aficionado a explicar su deseo de una primera reunión frente a frente con el Presidente iraní Ahmadinejad — con el cual estaría “dispuesto a reunirse por separado, sin precondiciones, durante el primer año de [su] administración” o su deseo de tomar parte en “diplomacia presidencial directa con Irán sin precondiciones.” Su estrategia hasta la fecha ha consistido en negar los innegables costes de la transacción de un encuentro presidencial sin condiciones: la inmerecida legitimidad conseguida a un asesino masivo, el tiempo perdido mientras un programa de armas nucleares prosigue a toda marcha, y la traición a los valientes disidentes locales.
“Pequeño“ y no “serio” nos acerca un poco más al borde del precipicio. La desafortunada realidad es que Irán no solamente plantea ya una amenaza a la seguridad, sino que tiene posibilidades de cumplir su programa. Ahmadinejad, además de su afinidad profesa con el genocidio, está financiando las entidades terroristas en el Líbano y Gaza que creen haber iniciado la labor y están decididas a finalizarla. El mensaje que envía Obama negando que Irán “haya intentado plantear una amenaza seria contra nosotros” es que una amenaza directa a la paz y la seguridad de Israel no supone una amenaza directa a la paz y la seguridad de Estados Unidos. Stephen Walt y John Mearsheimer, del libelo del “Israel Lobby”, estarían orgullosos. Pero hasta los activistas anti-cualquier cosa nuclear en el Partido Demócrata deberían empezar a preocuparse con un presidente que piensa que las consecuencias de un ataque nuclear iraní contra Israel pueden ser contenidas a nivel local.
La política oficial norteamericana sostiene que Irán es un estado patrocinador del terrorismo, junto a Cuba, Corea del Norte, Sudán y Siria. No solamente Irán ha intentado plantear una amenaza seria contra nosotros, y lo está intentando, en cierta manera es una amenaza mayor que la planteada por la Unión Soviética. Las organizaciones terroristas o los actores sin estado a los que patrocinan estos regímenes criminales no son susceptibles a las mismas presiones económicas y políticas que lograron precipitar la caída de la Unión Soviética. Los locos y los fanáticos religiosos conducidos por la creencia en la inminente reaparición del decimosegundo imán después de un caos global, o las imágenes de vírgenes en un paraíso post-suicida, o que simplemente nos odian más de lo que quieren a sus hijos, no son susceptibles de los cálculos racionales de Mikhail Gorbachev.
Pero según su conversación recientemente difundida con el columnista del New York Times David Brooks, Obama está seguro de que el problema con Hizbulah y Hamas es que los pobres desgraciados “no comprenden que se están metiendo en un callejón sin salida con la violencia que debilita sus reclamaciones legítimas.” Es necesario que prestemos más atención a la carta fundacional de Hamas (con su antisemitismo abierto y su dedicación manifiesta a la destrucción de Israel), y los planes de control del Líbano por parte de Hizbulah que Obama encuentra reclamaciones legítimas. ¿Y la solución según Obama? “Estados Unidos necesita una política exterior que tenga en cuenta las causas raíz de los problemas que los peligros.”
El líder de Hizbulah Sayyed Hassan Nasrallah no lo podría haber expresado mejor. Oh, espere: Lo dijo en persona. Recuerde a la marioneta iraní Nasrallah en Beirut el 30 de septiembre del 2006, justo después de enviar 4000 misiles contra Israel: “Esta experiencia de la resistencia, que tiene que ser trasladada al mundo, descansa sobre la fe, la convicción, la confianza y la moral y la disposición espiritual al sacrificio. Asimismo, depende de la concepción, la planificación, la organización, el entrenamiento y el armamento, y se dice así: tratar con las causas país.” Ciertamente, Obama tendría que saber que invocar el lenguaje de las “causas raíz” para iluminar el comportamiento de Hamas y Hizbulah sirve para la nefasta estrategia de estas organizaciones terroristas y sus simpatizantes.
¿Qué hay del factor tamaño? Por una parte, podríamos dedicarnos con Obama a este espectáculo surrealista. Por otra, podríamos echar la vista atrás a los “pequeños” sobres de ántrax, o pensar en las “pequeñas” maletas explosivas, o las “pequeñas” innovaciones nanotecnológicas en armamento químico o biológico. También evalúo lo mucho que van a disfrutar de la opinión del gran jefe con su tamaño todos esos países en desarrollo, presuntamente dispuestos a apoyarnos una vez más con un Presidente Obama.
Viniendo de un hombre que aspira a ostentar la mayor responsabilidad con diferencia con la paz y la seguridad en el mundo libre, el parecido con “paz en nuestro tiempo” es el menor de los problemas de Obama. El verdadero problema es que un libro con un título como “Terrorismo para tontos” tendría que haber sido la lectura de cabecera en la Casa Blanca.

AVISO DE ATAQUES DE HACKERS

Pedimos disculpas por la demora de presentación de la información del día.
Todo se debe al ataque de hackers en forma permanentemente.
Lamentamos los inconvenientes.

EL DUENDE

DEFENDAMOS EL FUTURO QUE NOS HAN PRESTADO NUESTROS HIJOS Y EL FUTURO

DEFENDAMOS EL FUTURO QUE NOS HAN PRESTADO NUESTROS HIJOS Y EL FUTURO

Fases Lunares del mes

LEYES QUE AMPARAN AL DERECHO DE LOS PUEBLOS Y A LA PRENSA

Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en París.
http://www.unhchr.ch/udhr/lang/spn.htm

Artículo 19:
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.


Constitución Política del Estado.
República de Bolivia

Articulo. 7º
Toda persona tiene los siguientes derechos fundamentales, conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio:

B) A emitir libremente sus ideas y opiniones por cual
quier medio de difusión;



 
Blogalaxia